• banner_01.jpg
  • banner_02.jpg
Error
  • No catalog or files

Conceptualización pedagogía humanista

 

La pedagogía humanística busca convertir a los educandos en miembros útiles para sí mismos y para los demás miembros de la sociedad. Por lo tanto hace énfasis, además de los temas curriculares, en la enseñanza de normas, valores y creencias que fomenten el respeto y la tolerancia entre las personas.

Se trata de un proceso amplio y dinámico que engloba todos los aspectos de las personas, tanto a nivel académico como también en lo normativo, que debe tener en cuenta los siguientes principios:


Excelencia educativa

Aprendizaje significativo

Formación integral

Aprender a vivir

Recursos

Lograr por medio de los procesos de enseñanza-aprendizaje un desarrollo necesario para hacer de los educandos agentes activos de transformación en este mundo globalizado. Una buena educación, garantiza el progreso de la sociedad al hacernos más abiertos, más críticos de nosotros mismos y de todo el entorno que nos rodea.

Permitir al educando aprender, de acuerdo a su realidad, con métodos y técnicas que le permitan integrar el conocimiento a su personalidad de una manera natural y reflexiva.

Se debe dar a cada uno lo que le corresponde, de acuerdo a sus características y posibilidades. Cada uno de nosotros tiene fortalezas y debilidades propias, y solo reconociendo estos factores podremos brindar una enseñanza justa, incentivando el respeto a las diferencias de cada uno, logrando autoreflexion y autoconocimiento.

Brindar las competencias, habilidades y actitudes necesarias para ingresar al Mercado Laboral actual y futuro colaborando con el desarrollo de sus aptitudes e inclinaciones laborales, para que puedan desarrollarse como personas y colaborar eficazmente con la sociedad.

El ambiente de aprendizaje debe ser ordenado y tranquilo, donde el estudiante se sienta seguro y respetado.

Los docentes deben ser una guía y un acompañante en el desarrollo del estudiante. Un orientador del proceso educativo.

Los materiales didácticos deben ser adecuados a las edades que tienen los educandos.

El contenido que se enseñará debe adecuarse a los requerimientos de maduración que presente el educando.